El porqué de la gestión relativa

En la tarea incansable por lograr las metas que nos proponemos, ya sean las relacionadas con la realización personal, el éxito en la carrera profesional, incluso la posibilidad de contribuir a la mejora de la sociedad, es fundamental comprender que el camino hacia la consecución de tales objetivos no se centra únicamente en el conocimiento, la destreza técnica o la habilidad para realizar tareas específicas. Más bien se encuentra en nuestro compromiso con actividades cuyo objetivo es mejorar las posibilidades de lograr lo que nos proponemos, sin poder asegurarlo.

Esto sucede de forma cotidiana. Por ejemplo cuando elegimos si estudiar una carrera universitaria o no y en su caso decidimos cuál estudiar. Podemos obtener un título pero no tenemos garantizado un puesto de trabajo acorde al esfuerzo realizado para obtenerlo.

El logro de las metas más comunes no es una simple cuestión de saber qué hacer para alcanzar unos resultados concretos y hacerlo bien, sino que depende en gran medida de la disposición a involucrarse en actividades que solo sirven para mejorar nuestras posibilidades de éxito, incluso cuando no tenemos una comprensión clara de lo que obtendremos a cambio o si será posible.

Los individuos y organizaciones más exitosos no se destacan por ser los más eficaces o eficientes, sino por las decisiones que toman para mejorar las posibilidades de alcanzar sus metas, sin poder asegurar los resultados e incluso cuando esas metas no están completamente definidas.

El «modelo de gestión relativa» se centra en el porqué y cómo debemos tomar decisiones de este tipo.
Lo hace de manera provocativa, desafiando las creencias convencionales sobre cómo pensar qué podemos hacer.
Contradice y complementa las ideas tradicionales sobre el éxito.

Este enfoque se ha desarrollado a lo largo de más de quince años de análisis y reflexión desde perspectivas filosóficas, psicológicas y estratégicas. Buscando fortalecer el concepto de gestión relativa y contrastar posibles contradicciones.
Hemos simplificado este enfoque para que sea accesible a todos, aunque existe una versión más técnica que se puede aplicar en contextos empresariales o profesionales, e incluso para la formulación de políticas públicas. Esta versión más avanzada se han probado en estos campos y sigue evolucionando con el tiempo.

En este blog encontrarás artículos que te permitirán conocer algunas de las claves de la gestión relativa.

También puedes suscribirte a nuestros envío de un email con contenidos interesantes, prácticos. Se envía cada quince días.

¿Quieres saber más?